Estrategia de Marketing y Publicidad de Tesla

La estrategia de marketing y publicidad de Tesla

Estrategia de Marketing y Publicidad de Tesla

¿Cómo ha llegado Tesla a ser un referente sin gastar dinero en publicidad? Vamos a analizar la estrategia de Marketing y Publicidad de Tesla.

Tesla Motors es la compañía pionera en la fabricación de coches eléctricos. Pero, como ha pasado una compañía fundada en 2003 a ser la marca de automóviles com más engagement por encima de Audi, BMW, Toyota, Cadillac o Porsche? El resultado es un mix de estrategias de marketing y publicidad que han marcado la diferencia.

Una estrategia que ha revolucionado el mercado automovilístico y cogido a contrapie a los grandes nombres de la industria. Hoy, en nuestra serie de estrategias de marketing y publicidad de las grandes empresas, vamos a analizar la estrategia de marketing y publicidad de Tesla.

Un poco de historia

Tesla Logo

Antes de empezar, debemos conocer cómo se fundó Tesla. La empresa fue creada por Martin Eberhard y Marc Tarpenning en 2003 en California. Estos eran componentes de uno de los dos equipos de la empresa AC Propulsion que desarrollaba para General Motors un prototipo eléctrico, el T-Zero. El otro equipo estaba formado por Elon Musk y JB Straubuel. El objetivo de crear coches impulsados por energías renovables se tornó imposible por los múltiples problemas que suponía.

Tom Gage, presidente de AC Propulsion, propuso que ambos equipos unieron fuerzas para dar viabilidad a sus desarrollos. Así, Elon Musk y Straubel se unieron con Martin Eberhard para fundar Tesla Motors. Musk aportaría la financiación necesaria y sería el responsable de diseño. Por contra, Eberhard quedaría como CEO y Straubel como CTO.

En los primeros años, Eberhard llevaba la empresa, Musk supervisaba el diseño y Straubel la mecánica del vehículo. Así sacaron el primer prototipo llamado Tesla Roadster, basado en un prototipo del Lotus Elise. Su objetivo era demostrar que un vehículo eléctrico podía competir con los mejores deportivos.

La estrategia de Marketing de Tesla

Tesla Model 3

No es ningún secreto que las marcas han empezado a mostrar más interés por los vehículos eléctricos. La concienciación mundial sobre el cambio climático está forzando a las empresas buscar alternativas a los combustibles fósiles. En esta categoría, los coches de Tesla se han convertido en los más deseados, un ideal de aspiración de producto de lujo.

El potencial interés de los consumidores radica en que la marca ha sabido venderse como un producto de moda en un mercado emergente. La marca tiene asociados una serie de valores muy positivos que la han convertido en el objeto de deseo de muchos consumidores. Los Tesla no destacan por ser vehículos eléctricos, destacan por ser Tesla.

Pero para llegar a este punto han tenido que realizar un cuidado plan de marketing y publicidad. En él no han gastado un duro en publicidad pero han sabido crear una marca poderosa utilizando los nuevos recursos que ha traído la globalización. Y sin inversiones, es la marca de coches con más engagement.

Según un estudio elaborado por BrandTotal, es la compañía que mejor engagement orgánico tiene en redes sociales, a pesar de que no paga pro campañas en Instagram, Facebook o Twitter. Una de las características de la marca es que todo lo que genera y crece lo hace de forma muy orgánica, creando una comunidad de seguidores muy sólida y entregada a los valores de la marca.

Un plan maestro

Tesla Roadster

Al igual que hace Apple, Tesla ha sabido convertir sus productos en objeto de deseo y status. Su estrategia ha sido clara desde un principio: hacer pocas unidades para no tener pérdidas y así generar una alta demanda con poco oferta. Su primer coche, el modelo Roadster (realizado en base al Lotus Elise) competía directamente con los deportivos de alta gamma: El Porsche Boxster S y el Porsche 911. Llegaron a fabricar hasta 500 unidades al año, desmontando el mito que no se podía hacer un coche eléctrico de altas prestaciones.

El segundo paso era realizar un mayor número de vehículos a un precio más reducido. Contrataron a Franz von Holzhausen, diseñador que trabajó en Volkswagen y en Mazda para hacer el diseño de su nuevo modelo: El Model S. Con él, Tesla demostró que podía competir en el sector de las berlinas de lujo.

El Model S fue un rotundo éxito y todo el mundo empezó a querer un Tesla. El efecto deseado había causado efecto, y aquellos que no podían aspirar económicamente a un Model S demandó una versión “barata” de un Tesla. Para ellos, lanzaron el Model 3 con un precio de partida de 59.000€ y más tarde otra versión más asequible por 35.000€

Con el Model 3, han conseguido superar en ventas al BMW Serie 3, el Audi C4 y el Mercedes Clase C. Toda una amenaza para las marcas tradicionales del sector que están empezando a reaccionar. Pero al igual que hizo Apple en su día con el estreno del iPhone, recuperar el terreno perdido no será cosa de dos días.

Venta directa

Tesla Store

Una de las características del negocio de Tesla es que no vende sus coches a través de intermediarios. Tesla quiere controlar todo el proceso de compra para que la experiencia del usuario sea completa. Así, puede tener un mayor margen de beneficios al mismo tiempo que el cliente puede ahorrar al pagar menos que si lo comprara por la vía del concesionario actual.

Todos los coches están disponibles en la web de Tesla, y su comercialización se concibió para ser enteramente online. Aún así, han abierto muchas tiendas en las ciudades más importantes de USA, Europa y Asia donde poder ver y probar los modelos Tesla.

Con ello pretenden ofrecer al cliente una experiencia convincente mientras que consigue ventas y beneficios de servicio que los fabricantes tradicionales no tienen en el modelo de distribución por franquicias y de talleres oficiales. Los clientes tratan directamente con personal de Tesla y no con franquiciados.

Además de vender en sus tiendas, Tesla hace muestras temporales de sus coches en centros comerciales con gran afluencia de personas, donde puede responder las preguntas de forma personal y así conseguir una experiencia diferente. En 3 meses y con 6 muestras en centros comerciales Tesla atendió a 400.000 personas individualmente. Según George Blankenship, director de ventas de Tesla Motors: “No queremos vender un coche a la gente, queremos que la gente nos compre un coche porque quiere. Es diferente. Yo creo que todo aquel que venga a una tienda Tesla hoy querrá comprarnos un coche en los próximos 10 años. Eso es lo importante, no los próximos 3 días, sino los próximos 10 años.”

Saber generar conversación

Tesla Engagement

Aunque la marca no gasta en publicidad, sí que se preocupa en que hablen bien de ellos, de convertirse en el mensaje. Suelen hacer declaraciones jugosas que son comentadas y analizadas por los blogs tecnológicos y de motor, así como por los influencers del sector. También realizan presentaciones espectaculares y las retransmiten en directo por las redes sociales, por lo que todo el mundo puede verlo y conseguir se tendencia en las diferentes redes sociales.

Además, sus productos han estado en espacios que conectaban con el público que buscan convertirlo en un objeto de deseo. En galerías de alto standing en Berlín o centros comerciales de lujo en Dubai.

Presencia en redes sociales

Tesla Social Media

La red social donde Tesla tiene más presencia es Instagram. Esta red social se lleva el 55% de su actividad, seguida por Twitter. El alcance y engagement en estas dos redes es muy elevada, más si tenemos en cuenta que el propio Elon Musk es un usuario muy activo en ambas.

Todo el contenido es publicado, mantenido y alimentado directamente por la propia empresa. Esto hace que tenga un contacto más directo con sus clientes y lo utilize como espacio de interacción y debate con los usuarios.

A la hora de crear engagement sobre coches eléctricos, Tesla lidera el ranking por delante de grandes marcas como BMW, Volkswagen, Toyota y General Motors, siempre a rebufo de lo que hace la compañía de Elon Musk. A nivel de estadísticas, la marca ocupa el tercer puesto en ranking de menciones, superando los 94 millones de comentarios que mencionan su nombre.

Todo ello no se entendería sin la participación de Elon Mosk en Twitter. Él es uno de los CEOs más seguidos del mundo, con más de 25 millones de seguidores. El comportamiento cercano de Elon en las redes juega a favor de la imagen de marca, que la ven como más informal que el resto, dominada por multiples comités de dirección.

El cóctel del éxito de Tesla

Tesla y Elon Musk

Tesla ha sido creativa con la activación de la marca mediante experiencias. Han conseguido que los consumidores hablen de la marca, pero sin pagar un duro en publicidad. Al igual que Apple, Tesla controla el contenido tecnológico y el posicionamiento de marca. El diseño atractivo está, el contenido tecnológico también (autonomía, super cargadores, actualizaciones puntuales, Autopilot). Tesla es un objeto de lujo que gusta tanto a los geeks como a los jeques como a los que sólo quieren un Tesla porque las celebrities tienen uno.

Y a todo ello se suma el impacto que garantiza su CEO: Elon Musk. Es lo que Steve Jobs fue a Apple, una garantía de que la marca aparecerán en las noticias en cada noticia que da. Musk es cada vez más conocido y, sobre todo, aparece cada vez más y más en los medios, que tienen un interés muy elevado en lo que este directivo hace y dice. Un cóctel perfecto que resumen a la perfección el éxito de Tesla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.