Estrategia de Publicidad de Netflix

La estrategia de marketing y publicidad de Netflix

Estrategia de Publicidad de Netflix

Analizamos la estrategia de marketing y publicidad de Netflix, y como utiliza la polémica para anunciar sus productos.

Netflix, la compañía de streaming de series más conocida se ha destapado como una de las compañías más creativas en todo el mundo. Su desparpajo, atrevimiento y valentía a la hora de anunciar sus series más conocidas consiguen el efecto deseado por la cadena americana: Crear polémica en soportes publicitarios convencionales para después llegar a ser trending topic. Una mínima inversión para llegar a la mayor cantidad de público posible.

Después de crear numerosas acciones de publicidad en todos los países como su campaña de Gifs, utilizando la tecnología FaceSwap, colocando una lona gigante de en Madrid o un reloj de cocaína para promocionar Narcos en París ha llegado la hora, al igual que hicimos con Lego y Zara, de analizar la estrategia de marketing y publicidad de Netflix.

 

 

Para ello nos haremos eco del fantástico artículo publicado en Magnet donde repasan el porqué de la campaña publicitaria de Netflix. Y es que todo surge a raíz de la polémica lona para promocionar la nueva producción española titulada ‘Fe de Etarras’ en el Festival de Cine de San Sebastián. La lona lleva escrito: “Yo soooy, españoool, españoool, españooooool”, con tachados en rojo cual lista de objetivos a eliminar. Mientras algunos usuarios ofendidos vilipendian a la compañía por redes sociales y braman darse de baja del servicio a modo de aireado boicot, los medios corren a recoger el Trending Topic y a rellenar sus secciones culturales y virales con el gesto de los ofendidos.

La estrategia de marketing y publicidad de Netflix se basa en 5 pasos para conseguir su objetivo.

1. Netflix como la niña bonita de los medios de cine y series

Piénsalo, que tengas o no una cuenta en la plataforma de contenidos VOD es casi lo de menos. Con la única excepción de las producciones de HBO; los Netflix Originals (series producidas directamente por Netflix) son las que le ganan una y otra vez la mano a la prensa y las que generan ruido dentro de un mercado hipersaturado como lo es el de las series.

2. Activar el resorte local ofendiendo sólo a unos pocos

Volvamos con la publicidad. Puede que muchos hagamos bromas entre amigos sobre la corrupción del PP, pero hasta ahora ninguna gran empresa, mucho menos de las series o el cine, se había atrevido a llevar esos chascarrillos a lonas de varios metros en el centro de Madrid.

Que Netflix compare a uno de los mayores capos de la droga de la historia con Rajoy o Cospedal, libros de cuentas mediante, en un guiño nacional que todos somos capaces de captar a simple vista, probablemente ponga en su contra a algún que otro votante popular, pero todos los ajenos a esa categoría lo verán como un juguetón paso al frente con respecto a uno de los temas que más preocupan a la sociedad española.

 

 

 

 

Han llevado a cabo una campaña que ha pringado al PP, pero en la que han dejado claro que cualquier partido político puede salir escaldado. Y con todo esto se han ganado el tanto de la honestidad conectando de lleno con su audiencia, eminentemente joven.

3. No es el producto, es el juego con el medio del mensaje

Con sus campañas de Narcos la cadena ha puesto toda la carne en el asador, con la coca como constante en su estrategia publicitaria. Hubo a quien la Blanca Navidad de Escobar de la Puerta del Sol le parecía la apología de la drogadicción.

La plataforma ha experimentado con la provocación en multitud de ocasiones, arriesgando con campañas que debían convertirse en virales y ganando la apuesta. Algún que otro alemán se ofendió al ver su currywurst convertida en materia prima de chistes caníbales en el centro de Potsdamerplatz para promocionar Santa Clarita Diet. Francia se unió durante el lanzamiento de la compañía que iba cambiando los GIFs de sus opis en función del último acontecimiento relevante de la actualidad gala.

Santa Clara Diet Lona publicitaria

Ya en la pasada edición del Festival de Cine de Cannes, Netflix logró monopolizar toda la conversación alrededor del festival acerca de como una compañía de streaming puede ser capaz de empezar a cambiar el paradigma audiovisual.

4. Nada tan invicto como un buen uso de Twitter

Un uso brillante de Twitter mediante su community manager. Y es que cuando Dalas, uno de los más populares youtubers dice que una de tus producciones es una mierda y un fake se hace pasar por ti para desprestigiarles, la mejor opción pasa por hacer ver a la comunidad que no sólo estás al tanto de la polémica, sino que, de un modo muy sutil, estás a favor de arremeter contra el youtuber.

 

 

Por cierto, ¿te acuerdas de cuando Stranger Things, probablemente el mayor hype mediático del año pasado, se convirtió en una página con la que hacer cartelitos lumínicos personalizados?

 

 

strangergif.com

Hasta una herramienta que valía casi exclusivamente para el trolleo se convertía en un triunfo social de la compañía.

5. Repetir hasta conquistar el mercado doméstico del mundo

Acaban de ser los Emmys, los premios más importantes del año en el mundo de la TV y las series. Lo supieran de antemano o no, lo cierto es que se aseguraron que los medios volvieran a hablar de Netflix. Para ello usaron esta brillante estrategia:

 

 

Unas enigmáticas vallas en Estados Unidos mostraban en un minimalista montaje visual que “Netflix es una broma”. Cabía la posibilidad de que fuese un hater profesional de la compañía o incluso alguno de sus rivales.

Pero no. El giro se ha revelado la misma noche de la ceremonia, donde se ha pasado un clip con estrellas de la talla de Jerry Seinfeld, Dave Chappelle o Ellen DeGeneres con el que descubrimos que la broma a la que se referían los carteles. No era otra que a los programas de comedia stand up con que Netflix ha nutrido su plataforma. El clip publicitario se pasa durante la ceremonia y ya no importa si sus ficciones se llevaban estatuillas o no. Variety, Hollywood Reporter y el resto de medios en cascada hablarían de Netflix en su especial de los Emmys.

Netflix es opaco a la hora de mostrar el éxito de audiencia de sus programas. Sabemos que la compañía gastó en 2015 714 millones de dólares en publicidad (más que en 2014, que fueron 533). Esto, según lo que sabemos, supondría aproximadamente el 10.5% de su presupuesto.

La estrategia de marketing y publicidad de Netflix funciona, sus suscriptores crecieron en más de un 40% a nivel mundial. Una cifra que sigue superando las expectativas trimestrales de los inversores y que hará que la compañía crezca hasta ser la reina del contenido doméstico.

Te puede interesar: Estrategia de Marketing y Publicidad de Zara

Estrategia de Publicidad de Zara

Te puede interesar: Estrategia de Marketing y Publicidad de Lego

Estratega de Publicidad y Marketing de Lego

Artículo Original | Magnet

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.